El turismo global se hace presente en el Oriente Medio

Para el año 2019, el sector del turismo a nivel mundial alcanzó un cierre con 1.500 millones de arribos de turistas internacionales, lo que destaca que se trata de casi un 4% más si se le compara con ejercicio anterior, lo que se adiciona a una década continua de alza, de acuerdo a los datos de la OMT.

Las estadísticas revelan que para el 2019 se registraron 54 millones de turistas internacionales más que en 2018, este se trata de un crecimiento que pudo notarse en todas las regiones del mundo, lo que repercute a favor del sector turístico haciendo que continúe su crecimiento en un promedio mayor al que experimenta la economía mundial.

Dicho crecimiento se hizo de forma más moderada durante los años 2017 y 2018, situación que coincide con la mayor quiebra turística registrada en la historia, es decir, la del turoperador británico Thomas Cook, que se conoce como el segundo mayor del mundo y el más antiguo, el Brexit, en compañía de diversos desafíos de indole política, económica y sociales que ha experimentado el mundo.

Y aun cuando la llegada de turistas internacionales se incrementó el pasado año como se refirió con anterioridad, el Oriente Medio fue el que experimentó un mayor aumento respecto al año anterior, lo que lo sitúa en un 7,6% interanual y además duplica la media mundial de casi 4%. De acuerdo a las declaraciones de la responsable de Inteligencia de Mercado y Competitividad de la OMT: “La región de Oriente Medio destaca por su crecimiento y de la recuperación de lugares como Egipto y Arabia Saudí”.

En Europa se registró un crecimiento inferior al de anteriores años, pero continúa a la cabeza en términos de número de llegadas internacionales, reflejando 743 millones de turistas internacionales para el 2019 lo que se traduce como el 51% del mercado mundial. Así mismo, el crecimiento en Asia y el Pacífico vivió una ralentización, más allá de que sigue arrojando un crecimiento superior a la media, con un aumento del 5% en lo que respecta a la cantidad de llegadas internacionales.

En tal sentido, la OMT destacó que el gasto turístico ha venido manteniendo su fortaleza sin dejar a un lado el contexto de ralentización que se ha vivido en función de la economía mundial. Este se hace un hecho especialmente notorio en medio de los diez principales mercados emisores del mundo, donde Francia destaca como el país que registró el mayor crecimiento del gasto en turismo internacional en comparación con los diez primeros mercados emisores mundiales (+11%). En el caso de Estados Unidos (+6%), este país lideró el crecimiento en términos absolutos, soportado en la fortaleza del dólar, asegura la organización.

Los socialistas recalcan que, por su dimensión económica, el turismo se ocupa de sumar sus aportaciones a las exportaciones al momento de hacer un balance de pagos de un país, la relevancia recae en que el número de destinos que obtienen 1.000 millones de dólares o más a manos del turismo internacional se ha visto casi duplicado desde el año 1998, en otras palabras, pasó de 56 a 105 durante el 2018, haciéndose significativa. Para ellos, todo se resume a «garantizar que esos beneficios se distribuyan de la manera más amplia posible y que nadie se quede atrás» por lo que incitan a que los países continúen desarrollando sus políticas de exportación.