Nuevo tipo de cliente en nuestros cortijos

En nuestras casas rurales hemos atendido a toda una serie de clientes y clientas de lo más peculiares. Lo que más nos gusta es cuando vienen por grupos: por ejemplo, es interesante ver cómo se hospedan en ellas un grupo de abogados, de médicos, de ingenieros. Es muy divertido examinar el comportamiento de cada uno de los grupos. Hace poco recibimos una visita de unas comerciales especializadas en ofrecer servicios de aumento de senos; no sabíamos si ellas se lo habían aumentado pero la verdad es que así lo parecía.

En cualquier caso, nuestro objetivo siempre es proporcionar al cliente el mejor servicio posible sin distinguir entre edades, género, sexo, religión… sin embargo, estas historias son tan interesantes que son imposibles de que se queden guardadas.

Estas mujeres habían acudido a nuestras casas rurales porque en pocos días tenían que ir a un evento para dar a conocer los servicios que la clínica en donde trabajaban ofrecía. Según pudimos saber, para ellas era algo muy estresante por lo que necesitaban relajarse algunos días en una casa rural antes de decidirse a dar el gran paso.

Pudimos hablar mucho con ellas y nos comentaron que era un sector muy rentable; que ellas no se dedicaban a realizar las operaciones, tan solo a venderlas. Por cada venta se podía llegar a llevar hasta el 25% del total de la operación; lo que hacía que con que tan solo vendieran un servicio al mes pudieran tener un sueldo alto (y ellas vendían de promedio unos 3 aproximadamente).

En el momento en el que escuchamos a lo que se dedicaban tuvimos clara una cosa: nos habíamos equivocado de sector.

En cualquier caso, una anécdota más que se suma a todas las que ya conocemos.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*