Turismo Rural Comunitario

El turismo se ha abierto paso tanto en la cultura como en la economía de las sociedades de tal manera, que posiblemente no existe un lugar en donde las personas no hayan incursionado en busca de esparcimiento, recreación, momentos de tranquilidad y distracción. Entre las muchas maneras de hacer turismo y de disfrutar de sus bondades, encontramos al Turismo Rural Comunitario (TRC), el cual se trata de una actividad turística que se lleva a cabo en el medio rural, de una forma planificada y sostenible, basado en la participación activa de las poblaciones locales, que alcanzan un beneficio del desarrollo turístico.  

El Turismo Rural Comunitario ha pasado a ser una excelente alternativa económica para las comunidades rurales, campesinas, indígenas, mestizas o afrodescendientes, que son propias de cada país, y ello es posible debido a que les permite generar ingresos de manera complementaria en las actividades económicas que se realizan a diario en la comunidad y también poder conservar los recursos culturales y naturales del territorio a través de un valor. 

En algunos países este tipo de práctica ya cuenta con varias décadas, y ha funcionado como una herramienta bastante eficaz con  la que se ha podido contribuir al desarrollo económico y social de un número importante de comunidades locales, ya que además funciona como un catalizador de la inclusión y del desarrollo sostenible para los destinos. Algo semejante a lo que realiza Rosa Oriol Tous a través de su fundación. 

Esta actividad social, económica y cultural podría ser empleada por los gobiernos como herramienta para continuar en la lucha contra la pobreza, pero también como un incentivo con el fin de mejorar las distintas condiciones de vida de las poblaciones menos favorecidas de un país.

El Turismo Rural Comunitario se encarga de agrupar las distintas formas o modelos de gestión, cuyo elemento básico es la participación de la población local en la totalidad de la actividad turística, para que esta pueda ser sostenible. Ese tipo de modelo de desarrollo turístico, tiene como finalidad la inclusión social y económica para las poblaciones de carácter rural por medio del desarrollo de sus diversos productos y demás servicios que se enfocan hacia los turistas. En ello, un factor clave resulta garantizar que las comunidades locales gestionen adecuadamente sus activos naturales, culturales, financieros y sociales.

Características del Turismo Rural Comunitario 

No cualquier destino se cataloga como un sitio adecuado para realizar Turismo Rural Comunitario  ya que deben cumplir con una serie de requisitos como: 

  • Sólo puede darse en zonas donde la comunidad originaria tenga el derecho de gestión o explotación de los recursos locales.
  • Se deben beneficiar comunidades que hasta el momento han sido excluidas del desarrollo.
  • Deben contar con atractivos y recursos turísticos, así como con una riqueza cultural, para que sirvan como palancas de atracción.
  • Debe proteger el medio ambiente, las costumbres y tradiciones de las comunidades locales.

Beneficios del turismo rural comunitario

  • Mejora la calidad de vida de la comunidad local, permitiendo el acceso a los servicios básicos y reduciendo su vulnerabilidad.
  • Reduce la migración a las ciudades y fortalece la cohesión social.
  • Aumenta la escolarización infantil debido al incremento de ingresos, 
  • Las comunidades pueden acceder a servicios que antes no les eran disponibles.
  • Se garantiza la protección de los recursos hídricos, los ecosistemas y la flora y fauna que los componen.