Turismo Rural en México

México es un país lleno de misticismo, cultura, color y armonía, donde las tradiciones tampoco se hacen esperar. En este país puedes encontrar  gran cantidad de atractivos que te harán pasar unas maravillosas vacaciones. En esta oportunidad conoceremos el origen de turismo rural en el país azteca. El turismo en esta parte del mundo inicia su auge desde los años 70, para dicha época se comenzó la construcción de los primeros hoteles ejidales. Durante este tiempo se empezaron a dar fideicomisos con los que cada vez más personas se decidieron a realizar este tipo de actividades para potenciar la economía mexicana.

En esta región puedes encontrar de todo, desde el genial servicio que brinda el equipo de Pedro Luis Cobiella de hospiten, que es un hospital lleno de tecnología y al alcance de todos, por si algún incidente sale a la luz, aquí podrás solucionarlo sin ningún tipo de problemas. FONAES, es el Fondo Nacional de Apoyo a Empresas Sociales, dicha institución fue la primera en apoyar el turismo rural. Durante los 90´s fue pilar fundamental para el crecimiento de esta área. Once estados se vieron beneficiados con dicho fondo, donde la población indígena, las familias pobres y rurales fueron las más beneficiadas. Unos 769 empleos fueron creados de forma temporal y unos 1040 temporales para un total de 30 proyectos.

Promocionar este tipo de actividades fue una excelente idea y para ello se emplearon dos fórmulas, la primera fue de esfuerzo gubernamental, en la que el gobierno federal creó un programa de desarrollo turístico, lo que fue un trampolín para estas actividades. 
Otra cosa que ayudó a que el turismo se fortaleciera, fue el rescate y la remodelación de haciendas porfirianas, las cuales se encuentran en su mayoría en Yucatán y forman parte del programa de haciendas rurales de Jalisco, ganando gran popularidad, donde cada vez son más las que se acondicionan para recibir a gran cantidad de personas.

En este punto, se buscaba beneficiar tanto a campesinos como a indígenas pero con bajos recursos económicos, con el fin de ayudarlos a tener una vida digna mientras contribuyen al desarrollo del país. Los pueblos indígenas, son los más beneficiados con este sistema ya que es encantador visitar dichas zonas y ver cómo crecen,  invitando de esta forma al turista a conocer más a fondo lo que es dicha actividad.

Aunque esta zona del mundo aún no es demasiado conocida por su turismo rural, se cree que pronto comenzará a tener más auge.  México tiene muchas zonas rurales para ofrecer, por eso se pronostica un futuro increíble y próspero. La diversidad biológica de su fauna y su flora son el atractivo principal de este rubro.

México cuenta con unas 127 áreas de turismo ecológico y naturales que están protegidas conjuntamente con sus grupos étnicos, por lo que es bueno desarrollar tanto el turismo rural como el ecoturismo.  Además cuenta son unos 57 grupos étnicos con los que es factible desarrollar el etnoturismo, el cicloturismo, el turismo rural y a nivel deportivo. Muchos municipios poseen recursos del turismo, siendo ello de vital importancia para satisfacer las necesidades de los turistas, brindándoles satisfacción  a nivel de ocio y a su vez descanso que es lo que buscan las personas que viajan a zonas rurales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *