¿De qué va el turismo rural?

Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos sentido realmente asfixiados por los problemas del dia a dia. El trabajo, las responsabilidades, el seguro de impagos de alquiler, el alto costo de la vida, podrían llegar a hacer la vida un completo desastre. El cuerpo siempre necesitará darse un descanso de este tipo de cosas, para ello está el turismo rural. Este es un producto amigable con el ambiente, pues tiene poco impacto a nivel ambiental y sociocultural. Su finalidad es la interacción entre los pueblos, y entre pueblos y ciudades.

Está forma de turismo, hace que las personas se acerquen más a sus comunidades, tradiciones, su folclore, fiestas, ferias, artesanías como también su gastronomía. Para nadie es un secreto que se puede llegar a conocer una cultura, sus tradiciones y gustos a través de su gastronomía, su sabores y sus colores son los que nos darán pautas sobre donde estamos parados.

El turismo rural ha sido bien recibido entre turistas y propios pues su oferta es extensa, variada y muy rica en productos desde muy elaborados hasta los mas rusticos. Cada uno tiene su secreto y encanto, ya que siempre difieren una de la otra de forma radical.

Los principales objetivos del turismo rural son:

1.- Conservar y compartir el desarrollo de cada uno de los servicios turísticos.
2.- Aumenta la oferta de alojamiento, así como espacios para la recreación en grande y pequeña escala. Eso sí, esta debe ser coordinada tanto a nivel comercial como local.
3.- Activar la economía de la región donde se realice el turismo.
4.- Gestión local y organización del patrimonio.

Las principales características de turismo rural

El turismo Rural está caracterizado por la práctica consistente de la explotación responsable de los recursos culturales y naturales de una zona. De igual forma el respeto a la zona donde se encuentran es de vital importancia.

En gran parte de las comunidades los pobladores son los que tienen la autonomía de decir qué es o que quieren dar a conocer, cómo quieren hacerlo, así cómo demostrar que es o que tienen para ofrecer.

El turismo rural funciona como una actividad económica que va a complementar a la agricultura. De esta forma permite a los productores pequeños diversificar y aumentar sus ingresos, así como dejar a un lado la dependencia económica a el cultivo.

Para que el turismo se desarrolle de manera eficiente es indispensable que los miembro de la comunidad sean capacitados por profesionales en el área, esto con el fin de que ellos sepan bien qué es lo que deben hacer, ¿cómo hacerlo? y cómo pueden generar aún más dinero trabajando en equipo.

Los artesanos también tienen cabida en este proyecto, puesto a que por medio de sus artesanías, los turistas pueden conocer su cultura, comprarla y de está forma  generar dinero extra, pues en la mayoría de los casos los turistas están dispuestos a pagar por un producto único y especial.

El turismo rural, es una maravillosa manera de desconectarse de todo, así que no dudes en darte una buena escapada, mientras contribuyes con el crecimiento de un pueblo.

Deja un comentario